Home »

El contrato sellado por Galictio en Uruguay está a punto de llegar a su fin. En estos momentos, la empresa ultima la tercera de las barcazas cuya fabricación contrató para la naviera del país Montes de Plata. El buque se encuentra ya al 90 % de ejecución y actualmente se aceleran los trabajos, ya que, si se cumplen las previsiones que maneja la compañía, será botada en una ceremonia que se celebrará el próximo día 26.
Tal y como sucedió con las dos barcazas anteriores que formaron parte del encargo, una vez que reciba su bautismo de mar, en el plazo de dos semanas será entregada a su armador, que podrá disponer del pequeño navío a mediados del mes de marzo.
Con la entrada en servicio de la embarcación culminará un contrato que fue firmado en el verano del 2011. La obra, con la que Galictio se adentró en el mercado latinoamericano, sirvió para buscar alternativas de ocupación paralelamente a la caída del trabajo en el sector naval de la comarca.
Los navíos, que estarán destinados al transporte de madera, tienen 100 metros de eslora (largo), 16 de manga (ancho) y capacidad de almacenar unas 15.000 toneladas de producto.
Después de casi tres años de desarrollo de la obra en el país, la intención de Galictio -participada ahora en su totalidad por Indasa- es la de mantenerse en el país, por lo que está buscando otros posibles encargos con los que dar continuidad a su presencia en el naval uruguayo.
En este sentido, está a la espera de que se resuelvan tres licitaciones que se han abierto, algunas de las cuales podrían adjudicarse de inmediato. De momento, no obstante, no cuenta con garantías de más trabajo en Uruguay.

Formación de operarios

En el país, Galictio, además de la fabricación de las barcazas, ha llevado a cabo una labor de cualificación del personal, ya que debido a los compromisos adquiridos allí, el encargo llevó implícito transferencia tecnológica y formación de operarios para ejecutar la construcción de los buques.