Home »

Para más información visitar: http://www.lavozdegalicia.es/noticia/ferrol/naron/2017/01/04/galictio-inicia-expansion-espana-tras-entregar-draga-uruguay/0003_201701F4C1992.htm

La empresa naval Galictio, propiedad de Isidro Silveira y con sede en Narón, acaba de cerrar un año en el que ha culminado el proyecto que tenía en marcha en Uruguay, país en el que desembarcó en el 2011. Así, el pasado diciembre entregó el buque multidraga para la Autoridad Nacional de Puertos de Montevideo y, a lo largo de este mes, se ocupará de la formación de los técnicos del organismo marítimo en el manejo de la embarcación. Además, en el ejercicio que está comenzando, Galictio negociará la ampliación de la cesión del astillero de Montevideo en el que han realizado todas las obras en el país, incluyendo tres barcazas para la naviera Montes de Plata, pero condicionado a la obtención de más trabajo.

No obstante, es en el territorio nacional en donde va a centrar su expansión la empresa, que fue creada en el 2010 por cuatro firmas de la comarca aunque actualmente todas las acciones ya recaen en manos de Silveira. Hasta ahora, Galictio, que cuenta con más de 80 trabajadores y ha superado una cifra de negocio de cinco millones de euros, tenía en el norte de España su principal ámbito de actuación, pero espera abarcar en este año toda la geografía peninsular.

Además de volcarse en el suministro de servicios industriales y navales para pesos pesados empresariales, Galictio también se convirtió en una de las compañías de referencia en la industria de la eólica marina, participando en los dos proyectos ejecutados hasta el momento en la ría.

En los últimos años también ha desarrollado otras líneas de negocio, que han requerido elevadas inversiones, como la desembolsada en el equipo autónomo de succión en camión cisterna para la limpieza de cualquier residuo industrial o naval o la especialización en el remetalizado de vaporizadores, siendo una de las dos únicas compañías españolas certificadas por homologadores japoneses. También ha realizado trabajos integrales de mantenimiento en instalaciones y tanques usando, entre otros, un nuevo sistema de hidrolimpieza a alta presión.

Esta expansión ha elevado las necesidades de espacio de almacenamiento y de contar con nuevos talleres de elaboración, lo que ha propiciado un cambio de ubicación de la firma, que mantiene, no obstante, su presencia en el polígono de Río do Pozo.

Silveira ha iniciado un proyecto para involucrar al equipo directivo en el accionariado de la firma y en una posible ampliación de capital.